Trámites Gestiones

Recibir una notificación de Hacienda siempre puede dar un poco de miedo. En la mayor parte de los casos, no suele estar vinculado estrictamente a algo malo. Por ejemplo, si decides aplazar el IVA y fraccionarlo es posible que recibas una notificación confirmando que te lo aceptan. Pero ojo, porque también hay notificaciones malas que te pueden exigir el pago de una determinada cantidad de dinero. ¡Sal ahora de dudas!

Tipos de notificaciones de Hacienda  

Conocer los diferentes tipos de notificaciones de Hacienda es fundamental para saber qué tipo de notificación acabas de recibir, para así interpretarla correctamente y quedarte tranquilo.

Y es que, recibir una comunicación de la Agencia Tributaria no siempre significa recibir malas noticias, a pesar de que el simple aviso puede ponernos nerviosos. Estas notificaciones pueden tener propósitos diferentes y no siempre indican un problema.

Los 6 tipos de notificaciones fiscales que puedes recibir son los siguientes, cada una con su naturaleza y finalidad específica:

Carta informativa

Las cartas informativas de Hacienda son las más frecuentes y no requieren ninguna acción por parte del receptor. Son puramente informativas. Si las recibes, solo las tienes que leer, nada más.

Sin embargo, aún siendo informativa, es importante confirmar la recepción. Esto se hace automáticamente al leerla online o también si te la traen hasta la puerta de tu casa y firmas su recepción.

Comprobación limitada

Este tipo de notificación de Hacienda incluye requerimientos, propuestas de liquidación y resoluciones de procedimientos.

Las cartas de comprobación limitada pueden requerir el envío de información adicional, correcciones o la confirmación de acciones realizadas por la Agencia Tributaria. Si todo está bien, no tienes de qué preocuparte.

Providencia de apremio

El nombre de este tipo de notificación de Hacienda ya da miedo de por sí. Normalmente, se envía cuando se tiene una deuda tributaria pendiente.

El propósito de este envío es recordar la deuda e instar al afectado a que pague de inmediato, lo antes posible, estableciendo incluso intereses por demora.

Diligencias de embargo

Estas notificaciones de Hacienda son bastante serias y se emiten cuando se posee una deuda con el Tesoro Público.

Son cartas que indican el importe de la deuda y urgen al contribuyente a realizar el pago.

Notificación de inspección fiscal

Este tipo de comunicación indica que la Agencia Tributaria revisará detenidamente la información relacionada con tus impuestos, ya sea de manera aleatoria o debido a una serie de cuestiones que necesitan aclaración. Es algo que está a la orden del día y que puede suceder a cualquiera y en cualquier momento.

¿Es para preocuparse? Si no tienes irregularidades entonces no tienes de qué preocuparte.

Notificación de inicio de expediente sancionador

Esta notificación es la última medida tomada por la Agencia Tributaria y es la más grave. Indica que se han infringido normas fiscales y se abre un expediente sancionador.

Si las alegaciones del afectado no resultan ciertas, entonces tendrá que abonar la cantidad establecida por Hacienda. En caso de discrepancia, se puede iniciar un proceso para aclarar la situación.

Consejo: lee las notificaciones lo antes posible para estar siempre al día con Hacienda y evitar malentendidos

Ya ves que manejar las notificaciones fiscales puede ser complicado y a menudo requiere de un tiempo que no está pagado (lo sabemos). Además, puede hacer que lo pases mal.

Nuestro consejo es que trates de leer la notificación en cuanto la recibas, porque así tendrás más margen de maniobra.

También te recomendamos mantener la calma, porque no tiene porque ser una notificación de carácter serio.

¿Alguna vez recibiste un a notificación de Hacienda? Si necesitas ayuda para gestionarlo, recuerda que estamos a tu disposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This field is required.

This field is required.